Actualidad

Prevención de Riesgos Laborales en despachos y oficinas

La prevención de riesgos laborales en despachos y oficinas significa reducir la siniestralidad laboral y concienciar a las empresas de que tienen un papel activo a la hora de adoptar medidas preventivas en estos espacios. La salud laboral y la puesta en práctica de medidas adecuadas para garantizarla es el objetivo fundamental del plan de prevención de riesgos laborales que en este caso se circunscribe a los riesgos más significativos en los despachos y oficinas donde, aunque menos graves que en otros sectores laborales,  también ocurren accidentes. Por tanto, no deja de ser necesaria su prevención y actuación en caso de producirse.

11 septiembre, 2018

prevención de riesgos laborales en despachos y oficinas

Riesgos laborales más comunes en despachos y oficinas

Entre los riesgos laborales más comunes en despachos y oficinas y de forma general se encuentran accidentes relacionados con golpes contra objetos, caídas, movimientos procedentes de sobreesfuerzos físicos y accidentes de tráfico, ya sea durante los desplazamientos vinculados a la jornada de trabajo, como in itínere (es decir, en el trayecto habitual entre le trabajo y el domicilio del trabajador y viceversa).

En cuanto a las lesiones que se producen en este entorno laboral, la mayoría son muscoesqueléticas (asociadas a posturas forzadas) y lesiones como torceduras, esguinces, distensiones etc..

Por tanto, los principales riesgos a los que se expone el trabajador que desarrolla su labor en oficinas y despachos se pueden establecer en los siguientes:

  • Caídas y golpes contra objetos.
  • Posturas y movimientos inadecuados.
  • Manipulación de cargas.
  • Fatiga visual.
  • Confort acústico.
  • Confort Térmico.
  • Calidad del aire interior.
  • Radiaciones y campos eletromagnéticos.
  • Factores psicosociales.

 

Evaluación de riesgos 

La evaluación de riesgos laborales es la evaluación que marca la Ley para detectar los riesgos que pueden derivarse de los puestos de trabajo que desempeñan los trabajadores y que pueden afectar a la salud y seguridad de los mismos.

La empresa tiene la responsabilidad de llevar a cabo esta evaluación, previa consulta con el empleado o sus representantes sobre el método empleado.

El objetivo fundamental de la evaluación es minimizar y controlar debidamente los riesgos, estableciendo las medidas preventivas pertinentes y las prioridades de actuación en función de las consecuencias que tendría su materialización y de la probabilidad de que se produjeran.

La evaluación de riesgos no puede ser desempeñada por cualquiera. Tiene que ser desarrollada por personal cualificado para ello y su procedimiento debe ser también consultado con los representantes de los trabajadores.

La evaluación de riesgos consta de tres fases:

  1. Preparación. Aquí se determina quién realiza esta acción y cómo se va a llevar a cabo de manera eficaz.
  2. Ejecución. En este caso significa revisar instalaciones, máquinas, equipos, herramientas, el entorno del lugar de trabajo, la formación del personal y la adecuación de medidas preventivas.
  3. Registro documental. Una vez concluida la evaluación se debe registrar documentalmente todo lo observado en los diferentes puestos y si hay que adoptar medidas preventivas o de control hay que señalarlas y registrarlas. Las medidas en cuestión deberá comprobarse que se llevan a cabo en los plazos establecidos y que resultan eficaces.

Una vez terminada la evaluación se mostrarán los resultados y se informará debidamente a trabajadores y representantes.

 

Ejemplo de plan de prevención de riesgos laborales en despachos y oficinas

El  plan de prevención de riesgos laborales en despachos y oficinas debe contemplar al menos los siguientes apartados que serán desarrollados con información precisa sobre este sector de actividad:

  1. Objeto
  2. Descripción de la empresa (donde se incluye desde el número de trabajadores y sector de actividad, hasta la estructura organizativa, con los diferentes puestos y categorías).
  3. Política de prevención de riesgos laborales. Este epígrafe incluye los compromisos que asume la empresa en materia de gestión de riesgos laborales.
  4. Organización de la prevención. Donde se incluye la estructura organizativa, así como las funciones y responsabilidades.
  5. Evaluación de riesgos. Donde se incluye la metodología empleada, la preparación de la evaluación con la recopilación de la información general y la información sobre los puestos de trabajo, el análisis de riesgos, estimación y valoración de los mismos, así como la planificación de la actividad preventiva.
  6. Revisión de la evaluación inicial.
  7. Formación e información a los trabajadores.
Comparte:

También te puede interesar...

1 comentario en “Prevención de Riesgos Laborales en despachos y oficinas”

  1. La informacion esta bien sintetizada, pero se queda muy corta.
    Falta informacion de que hacer despues de evaluar los riesgos.
    Tambien echo de menos consejos sobre las medidas preventivas recomendables a adoptar psra tratar esos riesgos

Deja un comentario