PRL y negociación colectiva

> Ficha Nº1: PRL y negociación colectiva

Normativa básica

Ley 31/1995, de 8 de noviembre, de Prevención de Riesgos Laborales.

Real Decreto Legislativo 2/2015, de 23 de octubre, por el que se aprueba el texto refundido de la Ley del Estatuto de los Trabajadores.

Ley 7/1990, de 19 de julio, sobre negociación colectiva y participación en la determinación de las condiciones de trabajo de los empleados públicos.

Remisión de la Normativa a la Negociación Colectiva

La Ley 31/1995, de 8 de noviembre, de Prevención de Riesgos Laborales (LPRL) establece una serie de materias que deben ser reguladas por negociación colectiva. Entre ellas encontramos:

  • Apartado 3 del párrafo 3º de la Exposición de Motivos: La Ley se convierte en una reseña legal mejorable, donde se otorga a la negociación colectiva la capacidad para poder ampliar diferentes materias: “… referencia legal mínima……., como soporte básico a partir del cual la negociación colectiva podrá desarrollar sus funciones específicas.”.

La Ley es una norma de mínimos, ampliables y mejorables por la negociación colectiva, y por tanto el convenio colectivo se convierte en el escenario más adecuado para negociar la prevención de riesgos laborales dentro de cada ámbito de aplicación, ya sea el sectorial o de empresa.

  • Apartado 6 del párrafo 2º de la Exposición de Motivos: La negociación colectiva tiene la capacidad de poder realizar otras formas de participación de los trabajadores y trabajadoras en materia de prevención de riesgos laborales (PRL): “Todo ello sin perjuicio de las posibilidades que otorga la Ley a la negociación colectiva para articular de manera diferente los instrumentos de participación de los trabajadores,….”.

Además de la representación legal otorgada por Ley (delegados/as de prl y comité de seguridad y salud) la negociación colectiva, a través del convenio colectivo puede nombrar otras figuras en materias de prl, como por ejemplo en el art. 49 del Convenio Colectivo de Industria Siderometalúrgica de Jaén (Código Convenio 23000075011982) que crea al Delegado/a Territorial de Seguridad y Salud Laboral.

  •  Artículo 2.2  Objeto y carácter de la norma: “Las disposiciones de carácter laboral contenidas en esta Ley y en sus normas reglamentarias tendrán en todo caso el carácter de derecho necesario mínimo indisponible, pudiendo ser mejoradas y desarrolladas en los convenios colectivos”.

El ser, la PRL, un derecho necesario mínimo indisponible, significa que no se puede modificar tanto de forma individual como colectiva “a peor”, pero al mismo tiempo nos da la clave para poder gestionar toda la materia de PRL por medio de la negociación colectiva, siempre mejorando las condiciones establecidas por ley, y otorgándole a los agentes sociales la capacidad de autorregulación y mejora de la PRL en su ámbito sectorial o de empresa.

  • Artículo 12. Participación de empresarios y trabajadores: “La participación de empresarios y trabajadores, a través de las organizaciones empresariales y sindicales más representativas, en la planificación, programación, organización y control de la gestión relacionada con la mejora de las condiciones de trabajo y la protección de la seguridad y salud de los trabajadores en el trabajo es principio básico de la política de prevención de riesgos laborales, a desarrollar por las Administraciones públicas competentes en los distintos niveles territoriales”.

Se convierte en un principio básico la participación de los agentes sociales no sólo en la regulación de las materias de PRL, sino dándoles pues un papel activo en la gestión de la PRL por medio del Diálogo Social.

La Ley reconoce las competencias en materia de prevención en los órganos de gestión básico de las Administraciones Públicas, tanto a las organizaciones sindicales y asociaciones empresariales más representativas, con el fin de que tengan cierta capacidad de incidencia en la planificación, programación, organización y control.

Por ejemplo en art. 3 del DECRETO 277/1997, de 9 de diciembre, por el que se crea el Consejo Andaluz de Prevención de Riesgos Laborales, por el que se establece las funciones de dicho órgano, y el art. 4 por el que se establece la participación de los agentes sociales más representativos de Andalucía.

  • Artículo 33. Consulta de los trabajadores: Los empresarios deben consultar a los/as trabajadores/as o a sus representantes las siguientes materias:

o   Planificación y organización de la empresa. La planificación y organización de la empresa es un elemento fundamental para evitar los riesgos psicosociales en la misma. Por tanto se  debe consultar, a los trabajadores y trabajadoras, o a sus representantes en materia de prl, todo lo relativo a la introducción de nuevas tecnología en la empresa que puedan afectar de forma directa a la seguridad y salud de las personas trabajadoras, así como la elección de equipos de trabajo y los factores ambientales de trabajo y cualquier cambio que se produzca a posteriori.

o   Organización y desarrollo de las actividades de protección a la salud y PRL. Se hace necesario la consulta sobre quienes van a ser las personas encargadas de dicha protección de la salud, además de su nombramiento.

o   Designación de las personas encargadas de las medidas de emergencia. Una vez previsto el plan de emergencia en cada empresa, se debe nombrar a la persona o personas encargadas de dicho plan y dar traslado a toda la plantilla de la empresa de quienes son dichas personas encargadas.

o    Los procedimientos de información y documentación estipulados en:

§  Art. 18.1 LPRL. Sobre medidas de información de los riesgos para la seguridad y la salud de las personas trabajadoras, medidas y actividades de protección y prevención, medidas de emergencia (art. 20 LPRL).

§  Art. 23.1 sobre documentación a aportar por el empresario a la autoridad laboral. Entre estos documentos están:

·        Plan de prevención

·        Evaluación de riesgos para la seguridad y la salud

·        Planificación de actividades preventivas

·        Práctica de controles del estado de la salud

·        Relación de accidentes de trabajo y enfermedades profesionales

·        Proyectos y organización de la formación en materia preventiva

·        Y cualquier otra medida que pueda tener efectos sobre la seguridad y salud de las personas trabajadoras

  • Artículo 35.4 Delegados de Prevención: Otorga a los convenios colectivos la capacidad para poder designar a los Delegados de PRL mediante otra fórmula, siempre y cuando garantice que dicha designación corresponde a los delegados o delegadas de personal o a los propios trabajadores/as.

Asimismo, en su segundo párrafo establece que las competencias reconocidas a estos órganos de PRL, creados bajo el amparo de la negociación colectiva, serán las mismas que las designadas a  los delegados y delegadas de PRL. Igualmente lo señala para la Administración Pública.

La Ley 7/1990, de 19 de julio, sobre negociación colectiva y participación en la determinación de las condiciones de trabajo de los empleados públicos, es reseñada por la LPRL para las diferentes materias donde la negociación colectiva tiene efectos para la misma aplicación a los empleados y empleadas de las diferentes administraciones públicas.

> Ficha Nº2: Ánalisis de cláusulas de prl en la negociación colectiva: Principios básicos en política preventiva

Normativa básica

Ley 31/1995, de 8 de noviembre, de Prevención de Riesgos Laborales (LPRL).

Desarrollo Normativo

El Artículo 15 de la LPRL establece los Principios de la Acción Preventiva que debe aplicar el empresario,
concretamente estos principios son:

a) Evitar los riesgos.
b) Evaluar los riesgos que no se puedan evitar.
c) Combatir los riesgos en su origen.
d) Adaptar el trabajo a la persona, en particular en lo que respecta a la concepción de los puestos de
trabajo, así como a la elección de los equipos y los métodos de trabajo y de producción, con miras,
en particular, a atenuar el trabajo monótono y repetitivo y a reducir los efectos del mismo en la salud.
e) Tener en cuenta la evolución de la técnica.
f) Sustituir lo peligroso por lo que entrañe poco o ningún peligro.
g) Planificar la prevención, buscando un conjunto coherente que integre en ella la técnica, la
organización del trabajo, las condiciones de trabajo, las relaciones sociales y la influencia de los
factores ambientales en el trabajo.
h) Adoptar medidas que antepongan la protección colectiva a la individual.
i) Dar las debidas instrucciones a los trabajadores.

Estos principios tienen por objetivo eliminar o reducir, en aquellos supuestos en los que no sea posible, todo los riesgos laborales, es decir, se tiene que atajar el riesgo sobre la raíz del mismo, nunca de forma paliativa.

Asimismo la planificación de la prevención de riesgos laborales (prl), y por tanto la ejecución de estos principios, debe realizarse sobre la base de una buena evaluación de riesgos laborales.

Los convenios colectivos pueden desarrollar de forma parcial o total los principios recogidos en el art. 15 LPRL, por ejemplos:

  • El CC Perfumería y Afines 2019-2021 (Código Convenio: 99004015011984) (BOE 20/08/2019), en su art. 67.1.1 recoge explícitamente los principios generales de la acción preventiva en la empresa según reconoce la propia LPRL. Al mismo tiempo que el principio de la acción preventiva recogido en el punto g) del art. 15 LPRL, se recoge en el art. 67.4 de dicho convenio.
  • El art. 87 del CC Industria Textil y de la Confección 2019-2020 (Código Convenio: 99004975011981) (BOE 16/07/2019) expone los principios de la acción preventiva que se aplicarán dentro del sector, destacando la utilización de las medidas de protección colectiva sobre los equipos de protección individual: “Los equipos de protección individual deberán utilizarse cuando los riesgos no se puedan evitar o no puedan limitarse suficientemente por medios técnicos de protección colectiva o mediante medidas, métodos o procedimientos de organización del trabajo”.

> Ficha Nº3: Pautas básicas para la integración de la prevención de riesgos laborales en la empresa

Normativa básica

Ley 31/1995, de 8 de noviembre, de Prevención de Riesgos Laborales.

Real Decreto 39/1997, de 17 de enero, por el que se aprueba el Reglamento de los Servicios de Prevención.

Remisión de la Normativa a la Negociación Colectiva

El Real Decreto 39/1997, de 17 de enero, por el que se aprueba el Reglamento de los Servicios de Prevención, establece las siguientes remisiones a la negociación colectiva:

  • El párrafo 1o del artículo 1 dispone que “La prevención de riesgos laborales, como actuación a desarrollar en el seno de la empresa, deberá integrarse en su sistema general de gestión, comprendiendo tanto al conjunto de las actividades como a todos sus niveles jerárquicos, a través de la implantación y aplicación de un plan de prevención de riesgos laborales cuya estructura y contenido se determinan en el artículo siguiente”.
    Debemos entender la Prevención de Riesgos Laborales (PRL) como un conjunto indivisible que afecta por igual a todos los ámbitos de producción y de gestión de la empresa y a todas las categorías profesionales, incluidos mandos directivos como a toda persona que por diferentes razones puedan acceder a la misma, siendo necesaria que su ejecución y aplicación se produzca por medio de un PLAN de PRL.
  • El párrafo 1º del artículo 2 dispone: “Los trabajadores y sus representantes deberán contribuir a la integración de la prevención de riesgos laborales en la empresa y colaborar en la adopción y el cumplimiento de las medidas preventivas a través de la participación que se reconoce a los mismos en el capítulo V de la Ley 31/1995, de 8 de noviembre, de Prevención de Riesgos Laborales”.
    Este precepto legal se convierte en un derecho y un deber, el de participar los trabajadores y trabajadoras y su representación legal en la integración de las medidas de PRL en la empresa. Para ejercer un derecho y un deber de forma adecuada es necesario disponer de toda la información sobre el plan del PRL y del crédito horario suficiente así como de delegados/as de PRL.
  • El párrafo 2º del mismo artículo 2 nos dice: “La participación a que se refiere el párrafo anterior incluye la consulta acerca de la implantación y aplicación del Plan de prevención de riesgos laborales de la empresa, la evaluación de los riesgos y la consiguiente planificación y organización preventiva en su caso, así como el acceso a la documentación correspondiente, en los términos señalados en los artículos 33 y 36 de la Ley 31/1995, de 8 de noviembre, de Prevención de Riesgos Laborales”.
    En este caso nos encontramos con las materias en las que la representación legal de los trabajadores debe participar, enumerándolas o remitiéndonos a la propia Ley de Prevención de Riesgos Laborales. El art. 36 nos desarrolla las competencias y facultades de los delegados y delegadas de Prevención y el art. 36 LPRL nos habla de:

o Planificación y organización de la empresa.
o Organización y desarrollo de las actividades de protección a la salud y PRL.
o Designación de las personas encargadas de las medidas de emergencia.
o Los procedimientos de información y documentación estipulados en:


*Art. 18.1 LPRL. Sobre medidas de información de los riesgos para la seguridad y la salud de las personas trabajadoras, medidas y actividades de protección y prevención, medidas de emergencia (art. 20 LPRL).
*Art. 23.1 sobre documentación a aportar por el empresario a la autoridad laboral.
Entre estos documentos están:

o Plan de prevención
o Evaluación de riesgos para la seguridad y la salud
o Planificación de actividades preventivas
o Práctica de controles del estado de la salud
o Relación de accidentes de trabajo y enfermedades profesionales
o Proyectos y organización de la formación en materia preventiva
o Y cualquier otra medida que pueda tener efectos sobre la seguridad y salud de las personas trabajadoras.

  • Artículo 21.1 Servicios de prevención mancomunados, párrafo 2o: “Por negociación colectiva o mediante los acuerdos a que se refiere el artículo 83, apartado 3, del Estatuto de los Trabajadores, o, en su defecto, por decisión de las empresas afectadas, podrá acordarse, igualmente, la constitución de servicios de prevención mancomunados entre aquellas empresas pertenecientes a un mismo sector productivo o grupo empresarial o que desarrollen sus actividades en un polígono industrial o área geográfica limitada”.
    En este caso se atiende a la necesidad de mancomunar los servicios en empresas del mismo sector o en otras que compartan espacio ya sea en un polígono industrial o área geográfica limitada como propiamente se indica en la normativa legal.
    El artículo 26.1 del Convenio Colectivo de Ilunión Seguridad, S.A., 2017-2020 (CC 90008082011993) (BOE 28/02/2018) recoge el servicio mancomunado para el grupo empresarial, otorgándoles dedicación exclusiva y desarrollando en el articulado las funciones de dicho servicio.
  • Disposición Adicional Séptima. Negociación colectiva. “En la negociación colectiva o mediante los acuerdos a que se refiere el artículo 83, apartado 3, del Estatuto de los Trabajadores, podrán establecerse criterios para la determinación de los medios personales y materiales de los servicios de prevención propios, del número de trabajadores designados, en su caso, por el empresario para llevar a cabo actividades de prevención y del tiempo y los medios de que dispongan para el desempeño de su actividad, en función del tamaño de la empresa, de los riesgos a que estén expuestos los trabajadores y de su distribución en la misma, así como en materia de planificación de la actividad preventiva y para la formación en materia preventiva de los trabajadores y de los delegados de prevención”.
    Al igual que pasaba anteriormente, la negociación colectiva puede establecer otros criterios para el establecimiento de los delegados/as de PRL, distintos a los estipulados por Ley, es decir, se puede establecer otras figuras diferentes, como el Delegado Territorial o Sectorial en materia de PRL.
    Por ejemplo el artículo 26.8 del Convenio Colectivo de Ilunión Seguridad, S.A., 2017-2020 (CC 90008082011993) (BOE 28/02/2018) reconoce el Delegado de Prevención Nacional, o el art. 49 del Convenio Colectivo de Industria Siderometalúrgica de Jaén (Código Convenio 23000075011982) que crea al Delegado/a Territorial de Seguridad y Salud Laboral.

Por tanto la integración de la Prevención de Riesgos Laborales debe ir de la mano de empresa y trabajadores/as o sus representantes, siguiendo en todo caso los requisitos legales establecidos para dicha integración y siempre cumpliendo con ellos.

Comparte: