Buenas prácticas

> QUÉ SON

Para prevenir los accidentes y enfermedades profesionales, es preciso, adoptar una serie de medidas preventivas en todas y cada una de las fases de la actividad empresarial.

De lo contrario, el desarrollo del mismo, se traducirá en una serie de daños físicos y psíquicos al trabajador y al medio físico. Generando, una serie de costes para el mismo trabajador, empresa, familia y toda la sociedad en general.

Es  relevante destacar el papel de las BUENAS PRÁCTICAS en la empresa.

Buenas Prácticas son aquellas medidas que se pueden aplicar en el desarrollo de la actividad laboral que van a traducirse en un resultado beneficioso para todos.

La Ley de Prevención de Riesgos Laborales ( Ley 31/1995, de 8 de noviembre) es de obligado cumplimiento. Y la misma, proporciona una serie de mecanismos, para detectar los riesgos y aplicar medidas preventivas.

Sin embargo, es una ley abierta, que requiere mayor precisión. Mayor concreción.

La implantación de Buenas Prácticas va a producir los siguientes resultados:

_ EFICACIA– De nada servirá proporcionar un epi si el mismo no es el adecuado.

_ TRANSFERIBILIDAD: la posibilidad de implantarla en otros centros o empresas.

_ DURABILIDAD en los resultados.

_ BENEFICIOS como:

MEJORAS en las condiciones laborales.

DISMINUCIÓN de la siniestralidad ( accidentes, incidentes y enfermedades)

DESCENSO de quejas de los trabajadores.

BUEN CLIMA LABORAL.

MAYOR RENDIMIENTO del trabajador.

Proporcionar prácticas adecuadas, no es una tarea fácil. Deben de ser proporcionadas por personas conocedoras de la tarea a realizar. Por ello, no se debe olvidar además de personas técnicas, expertas el papel que desempeñan los trabajadores, o los encargados de una determinada actividad. Son los conocedores de las particularidades de cada fase.

En todos los sectores de la producción hay una serie de Prácticas que se pueden aplicar a todos los trabajos. Por ejemplo: ORDEN Y LIMPIEZA.- tenerlo todo colocado en un mismo sitio, ordenado y limpio tiene su recompensa. Evitará caídas. Se trabajará de manera más ágil y rápida.

NO REUTILIZACIÓN DE ENVASES. Muchos accidentes, e incidentes, se habrían evitado, si una vez finalizada una sustancia, se tira o recicla su envase. La falta de precaución, ha generado, explosiones, intoxicaciones, quemaduras… es el caso, de rellenar en una botella vacía de agua, por ejemplo y añadir una sustancia incolora, disolvente o producto químico. Olvidarla y dar la opción de que otra persona equivoque su contenido.

CREAR NUEVOS HÁBITOS LABORALES. Es muy difícil educar a la persona mayor que lleva muchos años en la misma profesión. Sus costumbres, la forma de hacer el trabajo, esta viciada.

Por ello, un buen DELEGADO DE PREVENCIÓN. Y un TÉCNICO, tiene por misión CULTURIZAR creando nuevos hábitos sobre todo al personal joven sin experiencia.

FORMALIZAR POR ESCRITO pautas, reglas, RECOMENDACIONES. Es una práctica aconsejable, que todos los pasos que hay que dar para desempeñar la tarea estén redactados por escrito con lenguaje comprensible y claro.

COMPROBAR PERIODICAMENTE, que se cumple lo recomendado. No basta con poner a disposición del trabajador/a las herramientas. Hay que comprobar que las usa adecuadamente, y que no la destina a un uso distinto al previsto.

SEÑALIZAR las salidas. Se cumple la normativa, colocando señales por el local pero hay que ponerla en práctica. Por ejemplo, una buena práctica seria poner pintado en el techo o suelo flechas indicando la salida de emergencia. Ante un tumulto, las placas de señales pueden ser insuficientes para tanta gente. Por ello, pintar en el techo es mucho más práctico y útil para las personas con problemas de visión, o estatura.

PINTAR CON COLORES RELAJANTES las paredes. Ello crea un ambiente tranquilo. Crea bienestar laboral.

INFORMAR  a todo el personal de los riesgos propios de su actividad y de los de los compañeros anexos. Es una práctica que se olvida. Por ley, hay que hacerlo al comenzar a trabajar, pero se recuerda, se reciclan a esas personas pasado un tiempo o cuando se incorporan nuevas herramientas.

FORMAR y RECICLAR con charlas en la que todos pongan en común como harían mejor la actividad. Actualizar.

INFORMAR en caso de accidente a todo el personal. Porque se ha producido. Que ha fallado. Que requisito no se ha cumplido. Recordarlo con carteles. Informar sin efecto sancionador. El resultado que se tiene que perseguir es evitar que se repita.

Colocar AVISOS CON NUMEROS DE TELEFONOS DE URGENCIA. Cuando sucede algo, con los nervios se pierde un tiempo vital.

INSTRUIR EN PRIMEROS AUXILIOS.

EXPLICAR con fotografías y videos como realizar una actividad peligrosa. La importancia de transmitir prevención. Una buena cultura preventiva salva vidas.

COMUNICAR LAS ANOMALÍAS INMEDIATAMENTE al superior.

Exigir explicaciones para que queden claras todas las INSTRUCCIONES.

ADAPTAR el puesto a las dimensiones del trabajador/a. Muchas veces, basta colocar un taburete para facilitar llegar a un sitio. Utilizar sillas adaptadas. Proporcionar mesas ergonómicas, es decir, que se puedan adaptar a la altura y dimensión de la persona y no al revés.

Colocar teléfonos con teclas grandes para personas con visión reducida. Usar “pinganillos” para no tener que tener una mano ocupada al coger el auricular o doblar el cuello para que no se caiga. Esto evitará una dolencia músculo esquelética con esta simple Práctica.

Elevar un pie e ir alternando cuando se practica una tarea estática (planchadoras, clasificadores…)

ALTERNAR las posturas de pie y sentado siempre que sea posible.

En la cocina es muy útil, utilizar grifos en aquellos recipientes de grandes dimensiones. El vaciado será más cómodo.

Colocar ASAS en una caja de grandes dimensiones, que aunque no pesen exigen un esfuerzo porque no se pueden manejar. Con lo cual, adoptamos malas posturas.

MANTENIMIENTO DE HERRAMIENTAS. Todas las herramientas y máquinas, si no están en buenas condiciones producen lesiones, afilar, desechar las estropeadas, engrasarla…

Utilizar ROPA DE TRABAJO cómoda, adecuada y ergonómica. Es preferible usar calzado cerrado que zueco. El mismo, para que no se caiga, puede generar que los dedos se pongan en forma de garra.

CUMPLIR LAS PAUSAS.

Crear buen AMBIENTE DE TRABAJO : organizar “quedadas”, hacer excursiones, promocionar la vida no sedentaria, fomentar la bicicleta y caminar y uso de las escaleras. Colocar máquinas expendedoras con frutas.

Todo ello, aunque es anexo al trabajo, no se puede olvidar que una persona feliz y sana va a ser mas productiva, trabajará mejor y convertirá el trabajo en un medio para sobrevivir y no en una fábrica de lesiones.

> NECESIDAD DE FOMENTAR LAS B.P.

La siniesralidad laboral, como lacra social que es, produce una serie de costes a la sociedad en general. Entre sus causas, hemos de destacar:

  • Las CONDICIONES DE TRABAJO INADECUADAS.
  • Una INADECUADA CULTURA PREVENTIVA.
  • A pesar de existir normativa reguladora, sigue aceptandose el incumplimiento normativo.
  • Insuficiente INFORMACIÓN PREVENTIVA.
  • Insuficiente FORMACIÓN DE PREVENCIÓN.
  • Falta de ENTENDIMIENTO DE las instrucciones, debido a un idioma distinto, o a alguna deficiente visión o simplemente que no oiga bien el trabajador.
  • MIEDO A PERDER EL TRABAJO.
  • CRISIS económica.
  • ASIGNACIÓN AL TRABAJADOR de mas tareas de las que le corresponden. Se le asignan otras tareas laborales no acompañadas de la suficiente experiencia ni conocimientos teóricos ni prácticos.
  • Falta de REUNIONES trabajadores – encargados para poner en común problemas y como solucionarlos. Exposición de BUENAS PRÁCTICAS que puedan hacer un trabajo más cómodo, eficaz, seguro y trasladable esa práctica a otras empresas.
  • FALTA DE COMUNICACIÓN.
  • FALTA DE MOTIVACIÓN de la necesidad de utilizar correctamente los epi.
  • Y muchas otras causas más entre otras.

Todas estas causas pueden producir un resultado dañino que se traduce en :

            MUERTES.

            ACCIDENTES DE TRABAJO con lesiones muy graves, graves y leves.

            ENFERMEDADES PROFESIONALES.

            COSTES.

Los costes que pueden producir afectan a:

            1.- al empresario:

Por el tiempo perdido por el trabajador y por sus compañeros. No olvidar, que producido un accidente, la producción, se paraliza. Vienen los comentarios. Sensaciones de culpabilidad.

También el tiempo que se pierde por parte de los mandos intermedios, Servicios de Prevención, Administrativos, Personal de mantenimiento… desde que se produce el accidente hasta que termina la investigación.

            2.- al principal que es el accidentado. Imposibilidad de hacer vida normal. Dependencia de otras personas…

            3.- compensación al trabajador accidentado durante la incapacidad.

            4.- cotización por este trabajador durante la baja.

            5.- pérdida de negocio.

            6.- beneficios no generados.

            7.- pérdida de pedidos.

            8.- penalizaciones por los retrasos.

            9.- perdida de confianza de la clientela.

            10.- costes materiales por los desperfectos y productos perdidos.

            11.- costes generales: materiales de primeros auxilios, traslado del accidentado, sanciones administrativas, condenas judiciales, honorarios profesionales, daños a terceros.

            12.- costes a los ciudadanos, medio ambiente y bienes públicos.

 Es PRECISO REACCIONAR: 

Como el cumplimiento de la normativa es obligada pero no suficiente, hay que potenciar el uso de buenas prácticas preventivas, en todos los sectores.

Es muy valioso, la participación y puesta en común de todos. Sobre todo, de los trabajadores y delegados de prevención, porque son los que mejor conocen los riesgos y las tareas a realizar.

Los delegados de prevención tienen por misión impulsarlas y darlas a conocer a todos y comprometerse con la empresa para su implantación.

Un buen ejemplo por ejemplo colocar carteles con buen tamaño, leyenda, color que conciencia a los trabajadores de la necesidad de extremar la precaución ante los riesgos y adoptar el comportamiento requerido en cada caso.

Es necesario por ello, TRANSFORMAR LOS VALORES, LAS ACTITUDES, LOS COMPORTAMIENTOS EN HÁBITOS SALUDABLES Y SEGUROS.

FOMENTAR LA CULTURA PREVENTIVA. Aunar los esfuerzos conjuntamente para no tolerar los accidentes y DIFUNDIR BUENAS PRÁCTICAS PREVENTIVAS.

Hay que CONCIENCIAR sobre la necesidad de estas Buenas Prácticas.

Las BUENAS PRÁCTICAS PREVENTIVAS deben difundirse a través de una serie de mecanismos que extiendan los buenos resultados a otras empresas:

            – Haciendo un CATÁLOGO DE BUENAS PRÁCTICAS.

            – Visitando empresas.

            – Haciendo grupos de trabajo. Exposición en común de experiencias.

            – Publicando folletos y carteles recordatorios.

            _ Jornadas informativas.

> CÓMO IMPLANTAR B.P. EN EL PUESTO DE TRABAJO

En primer lugar, para poder implantar buenas practicas en un puesto de trabajo, lo que hay que hacer es conocer a que RIESGOS me expongo en la realización de mi actividad laboral. En concreto, que riesgos ergonómicos puedo sufrir por mi posición al trabajar.

¿Estática o dinámica. Y  a que riesgos psicosociales me someto. Hay mucha exigencia en mi puesto, estoy sometido a mucha carga en poco espacio de tiempo. Me someto a la presión de mis superiores y de los clientes. Mi trabajo es vital para otra persona, trabajo en urgencia o en una oficina?

Una vez conocidos cuales son los riesgos a los que me expongo, conocidos por el derecho que tengo de recibir una información teórica y practica, suficiente y adecuada. Y una formación previa al desarrollo de mi actividad laboral. Previa y periódica pues van a cambiar continuamente las condiciones en las que desempeño mi trabajo.

Segundo, conocidos los riesgos  e informados de las medidas preventivas, se requiere un esfuerzo conjunto por parte del empresario, representantes de los trabajadores para llegar al convencimiento y la motivación de hacer un trabajo seguro.

Es muy importante, fomentar las reuniones periódicas de los equipos de trabajo y la coordinación entre las distintas unidades para confeccionar y puesta en practica de las buenas practicas preventivas.

Una vez, que se demuestre al trabajador como realizar de una manera mas ergonómica su tarea, que así se evita el dolor de espalda, el estrés. Usando metodologías didácticas y eficaces y eficientes se llegará al convencimiento y la motivación de que un trabajo bien hecho es mas seguro y productivo.

La efectividad de los cambios realizados, la mejora en las condiciones laborales, la implantación de protocolos en las distintas fases, el recordatorio por escrito de como realizar paso a paso la tarea asignada ( con soporte papel físico a cada trabajador o con paneles expuestos en las paredes como recordatorio)

Si conseguimos esto se incrementará la autoestima, el rendimiento y el bienestar del trabajador.

La carga física puede producir dolor de espalda, cuello, hombro, piernas, síndrome del túnel carpiano, distensión muscular, tendinitis…

La carga mental generará fatiga, desmotivacion, ansiedad, estrés, dificultad de conciliar el sueño, problemas familiares…

            La participación del representante de los trabajadores y de los trabajadores con la puesta en común de alternativas es uno de los principales ejes matrices para implantar las buenas practicas. Quien mejor que los propios trabajadores quienes pueden saber donde esta la incidencia y creen como solventarlo mejor. No quiere decir esto, que la responsabilidad recaiga en ellos. No el responsable directo es el empresario, es que tiene que vigilar en todo momento si las medidas preventivas aplicables son adecuadas y son eficaces.

Pero es el trabajador con su participación el que puede ayudar en la eficacia de las mismas. Propuestas las medidas de mejora y probadas “ y si lo hacemos de esta manera” se están introduciendo buenas practicas preventivas que son susceptibles de ser transmitidas a otros sectores.

            Respecto a la carga física:

Es una buena practica utilizar mobiliario ergonómico, por ejemplo un trabajador que pasa muchas horas de pie, le conviene usar:

  • una silla o taburete regulable en altura e inclinación.
  • Una alfombrilla que estimule la circulación.
  • Una mesa regulable en altura.
  • Una luz suficiente y adecuada.
  • Un color relajarte en las paredes.
  • Una adaptación del equipo y de la maquinaria que evite tener que forzar las distintas partes del cuerpo.
  • Rotación de tareas.
  • Incremento de pausas cortas.

            En relación a la carga mental:

También a través de la participación de los trabajadores y la puesta en común de ideas se pueden conseguir buenas practicas preventivas.

El fomento de la comunicación evita el aislamiento. Un cambio de la posición por ejemplo de la lineas de distribución de ser rectas a tener forma de “U“ convierte el trabajo en algo mas dinámico, no aislado que facilita la comunicación en caso de ser necesaria.

  • Facilitarle herramientas electrónicas que hagan un trabajo menos estresantes, por ejemplo señales acústicas, visuales…
  • Rotar en las tareas para evitar la monotonía.

El hacer participe a todos y cada uno de los trabajadores en la mejora y en la introducción de buenas practicas preventivas va a suponer que se llegue a un rendimiento eficaz, seguro y saludable.

Con la puesta en común de todas las propuestas y una vez puestas en practica se conseguirá un resultado sorprendente pues nada mejor que trabajar motivado con el convencimiento de que ese resultado ha sido fruto conjunto de la participación de todos.

> CÓMO IMPLANTAR B.P. EN LA EMPRESA

Para que la prevención sea eficaz en la empresa se requieren que se cumplan una serie de requisitos o pautas:

  • Que los accidentes, los incidentes y los daños en la empresa se reduzcan sustancialmente y sobre todo, que se eliminen (es lo que se denomina accidentes cero)
  • Que el lugar donde se desempeña el trabajo sea un entorno seguro y sano.
  • Y sobre todo que los trabajadores no sean meras piezas de un engranaje sino que se vean motivados y satisfechos con la tarea realizada. Que se impliquen en la consecución de unos resultados seguros y sanos.

            El empresario, no solo debe buscar beneficios económicos sino, que es importante que realce unos instrumentos para sobrevivir y destacar como empresa saludable. Para ello,  necesitará:

  • Trabajadores cualificados y motivados.
  • Clientes fieles.
  • Y una sociedad beneficiada por los resultados ofrecidos.

A pesar de que hay que partir, de la obligación legal de cumplir la normativa legal. No es suficiente con ello, es necesario, MOTIVAR a la sociedad. Hay que implantar unas buenas practicas en la empresa reconociendo el valor de las personas. Hay que concienciar a todos los trabajadores de que la prevención es una tarea de todos. Por ello, la innovación, y un aprendizaje permanente van a contribuir a su desarrollo.

Es fundamental conseguir una mejora continua de las condiciones de trabajo.

Es sobre todo, en las pequeñas y medianas empresas (pymes) donde hay mayor siniestralidad. Por ello, las buenas practicas favorecerán a su eliminación. Un trabajo en equipo, la participación cada vez mayor del delegado de prevención como representante de los trabajadores en materia de prevención van a potenciar la implicación y motivación de todos los integrantes de la empresa.

Como dice la NTP 676Por razones de tamaño, las estructuras más simples, son más flexibles y tienen una mayor agilidad para adaptarse a las nuevas necesidades. Una pyme, abierta al entorno al que pertenece, es capaz de descubrir la necesidad de introducir cambios y adaptarse con rapidez a los nuevos entornos para pervivir. También los éxitos asumidos son más rápidamente compartidos y ello facilita enormemente el proceso de cambio. Por el contrario, las estructuras complejas, son más rígidas y el coste que supone introducir mejoras suele ser también mayor”           

El delegado de prevención con las visitas a los lugares de trabajo , la observación de las tareas peligrosas, el incremento de reuniones para potenciar los equipos de trabajo, la aplicación de las medidas adoptadas como consecuencia del estudio de los accidentes para que no vuelvan a repetirse, van a potenciar que las buenas practicas preventivas florezcan fruto del esfuerzo de todos los componentes de la empresa.

Un resultado positivo facilita que se vuelva a repetir esa conducta. Y va a favorecer la transmisión de esas BUENAS PRACTICAS a otras empresas del sector.

Las reuniones periódicas y cortas son muy eficaces al tratar temas concretos y exponer entre todos como solventar incidencias.

Con la creación y difusión de las buenas practicas preventivas se ejercita un aprendizaje practico. Es la mejor manera que tiene la empresa de enseñar con convencimiento, al comprobar el mismo trabajador que es un resultado satisfactorio para su salud y bienestar.

            La implantación de unas buenas practicas preventivas en la empresa se consigue con el convencimiento no solo del empresario, sino de todos los componentes de la empresa de la necesidad de transformar  su forma de trabajar en una actividad  segura.

Potenciar el convencimiento de que con un cambio de actitud ese trabajo monótono se convertirá en algo ágil y dinámico.

Papel relevante, desempeñan los representantes de los trabajadores con la vigilancia y propuestas de mejora. Las reuniones en equipo deben de fomentarse para una exposición colectiva de incidencias y de propuestas, sirviendo de un aprendizaje practico. Pequeñas reuniones por ejemplo una vez en semana, o según la relevancia o peligrosidad de la actividad incidiendo en la mejora de las medidas, en como realizar mejor el desempeño de la tarea es mucho mas productivo que tener aislado al trabajador sintiendo que es una pieza o un numero que no cuentan con el.

Fuente: Norma Técnica de Prevención (NTP) 676.             Ley 31/1995 de Prevención de Riesgos Laborales .             R.D. 39/1997, Reglamento de los Servicios de Prevención.

> BUENAS PRÁCTICAS

Almacenaje

Es habitual, que en los centros de trabajo se utilicen zonas de almacenamiento o almacenes provistos de estanterías. Da igual que sean grandes  o pequeñas empresas, incluso en los trabajos al aire libre, se dispone de habitáculo para guardar y resguardar mercancías, herramientas, equipos.

Un buen mantenimiento, orden y limpieza es fundamental en el uso de los mismos.

Una mala distribución de la carga puede producir lesiones, golpes, cortes, caídas, aplastamiento… que pueden producir heridas, trastornos musculoesqueléticos, fracturas…

El sistema de almacenaje escogido es importante. No es lo mismo, la paletización convencional en estanterías metálicas que los sistemas de almacenamiento compacto.

El riesgo principal en el almacenamiento de estanterías, es el DESPLOME de las mismas por ello:

  • Hay que respetar la carga máxima que admite la estantería.
  • Anclar la estantería.
  • Seguir criterios de apilamiento racional de las cargas. Por ejemplo, las más pesadas y voluminosas en la parte inferior.
  • Señalizar cuando se hizo la última revisión. Mantenimiento.
  • La colocación de mallas anticaídas en zonas cercanas a la circulación ( por ejemplo, zona de paso de maquinaria para transportar la mercancía)

Debido a la importancia y a la gran cantidad de veces que se usa el almacenamiento para mantener el orden y ser necesario para un buen desarrollo laboral en el proceso productivo, nos vemos en la necesidad de relatar una serie de BUENAS PRÁCTICAS:

  • La cantidad de material almacenado en el lugar de trabajo, debe ser el mínimo posible.
  • Seguir criterios de seguridad y ergonómicos, a la hora de diseñar el almacén.
  • Aprovechar el espacio. Colocar las estanterías en zonas firmes, no poner en desniveles.
  • Anclar las estanterías en la pared. Y aquellas, que están en medio. Servirse de barras que unan unas con otras.
  • Garantizar la estabilidad. Colocar tacos en los pies.
  • Recubrir de plástico o material blando las barras agarraderas de una estantería con otra. Evitará que al subir para coger algo de una balda superior, nos golpeemos la cabeza y se haga herida.
  • Iluminar la zona correctamente.
  • Dejar un margen para maniobrar con maquinaria o andando entre estanterías.
  • Colocar el material más pesado en las baldas inferiores, el más manipulable en el medio y el menos usado en las zonas más altas.
  • Mantener limpio el suelo. Evitará resbalones y caídas.
  • Buena ventilación. Mejor ventanas con mosquiteros. En el caso de no tener, colocar aparatos que garanticen una buena ventilación.
  • Hacer turnos para que puedan rotar las personas.
  • Utilizar los medios mecánicos antes que los manuales.
  • Mantener los pasillos despejados, libres de mercancías y cajas.
  • Colocar etiquetas y mapas con la situación de las calles.
  • Numerar las calles por colores y letras. Coordinación con el mapa de las calles y contenido de las baldas.
  • Dejar el nivel más bajo de la estantería un poco elevado. De esta manera, nos daremos cuenta si se arquea la balda inferior y se facilita la limpieza del suelo.
  • Colocar asideros a las cajas para facilitar su transporte.
  • Formar e informar sobre los TME.
  • Mantenimiento periódico de las estanterías.
  • Comunicar inmediatamente al encargado si se aprecia arqueo en las tablas.
  • Señalizar la dirección del paso de vehículos por las calles (es conveniente que se realice en el suelo y con señales verticales.
  • Las estanterías se colocaran sobre suelo firme, resistente a la abrasión y a los aceites y compatible con el material a almacenar.
  • No trepar por los estantes. Utilizar escaleras para acceder a zonas elevadas.

Fuente: NTP 434

Erga FP. INSHT. Riesgos de almacenamiento de materiales.

Cocina

Los trabajadores de cocina sufren muchos accidentes debido a muchas causas. Entre ellas:

  • Trabajadores temporales.
  • Trabajadores extranjeros que no entienden bien el idioma.
  • Poca experiencia.
  • Horarios y turnos especiales.
  • La temperatura (puede provocar quemaduras y deshidratación)
  • Falta o inadecuada formación e información.

Es por ello, por lo que es necesario la concienciación de todos y la utilización de Prácticas adecuadas.

            Buenas prácticas preventivas a destacar son las siguientes:

  • Los mangos y utensilios de cocina serán ergonómicos.
  • Los mangos de las sartenes se colocarán hacia dentro. De esta manera, se evitará su vuelco y la quemadura al cocinero.
  • En el caso de rotura de algún cristal, a la hora de tirarlo, se envolverá para que no se corte nada.
  • Informar de como manipular la basura. Recordándolo con avisos o recordatorios a través de rótulos.
  • No meter la mano en la basura para cerrar la bolsa. Se corre el riesgo de cortes o heridas por elementos punzantes.
  • Afilar adecuadamente los cuchillos.
  • Las cacerolas, ollas y otros recipientes, no se rellenarán hasta arriba.
  • Usar zapatos antideslizantes. No son convenientes los zuecos, pues pueden ocasionar que los dedos se pongan en forma de garra.
  • Colocar alfombrillas de goma en el suelo.
  • Respetar los turnos y las pausas.
  • Seguir una buena higiene: manos, ropa, pelo.
  • No usar pulseras o cadenas que puedan atrapar a la persona.
  • Colocar grifos en aquellos recipientes que sirvan para líquidos, sobre todo cuando sean voluminosos.
  • Adaptar el puesto de trabajo ( pila, tabla de trabajo, fogones …) a las dimensiones del trabajador.
  • En tareas estáticas colocar un pie a una altura distinta del otro pie. De esta manera descansará la columna. Por ejemplo, apoyar pierna sobre banqueta o alternar postura de pie y sentado.
  • Propiciar ejercicios cervicales.
  • Servirse de una buena iluminación, orden y limpieza.
  • Colocar los enseres más pesados y voluminosos en la parte más baja de la despensa o estantería.
  • Servirse de carros transportadores.
  • Colocar rampa no pronunciada, en accesos de distinto nivel. Se evitará subir y bajar constantemente las escaleras.
  • Colocar barras o agarraderas en paredes para facilitar su paso.
  • Informar y formar a los trabajadores sobre los riesgos laborales a los que estén expuestos y las medidas a aplicar.
  • Informarle de riesgos cercanos y de la prohibición de manipularlos si no se tiene la formación
  • Comunicar inmediatamente toda anomalía que se aprecie.
  • Ventilación adecuada. Es conveniente tener ventana abierta con mosquitera incluso cuando no se esté usando la cocina.
  • Buen mantenimiento y revisión de la maquinaria.
  • No manipular cableado.
  • No cargar los enchufes o alargadoras.
  • Seguir las normas de MMC: doblar las rodillas, colocar la carga lo más cercano al cuerpo…
  • Aclara a cada trabajador de forma clara, cuales son sus funciones. Y que tareas tiene que realizar.
  • Hacer equipo de trabajo que propongan como realizarían una determinada tarea siempre que se garantice la seguridad.
  • Colocar letreros en las puertas de los congeladores con el contenido de cada cajón antes de abrirlo.
  • No desplazarse por el habitáculo con cuchillos y objetos punzantes.

Fuente: Ley de Prevención de Riesgos Laborales. Ley 31/95, de 8 de noviembre.

             INSHT. Erga fp

Trabajos con fosos

La utilización de los fosos en la inspección, reparación y mantenimiento de los vehículos es algo habitual.

Un buen conocimiento de los riesgos que ocasiona el trabajar en un foso evitará muchos accidentes.

            Según la NTP 1.060 “Los fosos de inspección de vehículos son unas cavidades practicadas en la superficie del lugar de trabajo, normalmente son rectangulares y alargadas de una anchura adecuada para que permita a los vehículos situarse en su borde longitudinal con seguridad. Tienen una profundidad variable de hasta 2 m y disponen de una o dos escaleras de acceso situadas en uno o en ambos lados menores del foso o por un acceso lateral independiente”

            Los riesgos de caídas a distinto nivel de las personal al interior del foso es bastante habitual. Así como las caídas al mismo nivel. Caídas de objetos.Buenas practicas preventivas son:

  • Colocar bordes perimetrales o barreras alrededor, sobre todo cuando no hay ningún coche.
  • Orden y limpieza inmediata, en el momento que se derrame algo.
  • Colocar bandas en el suelo que eviten los resbalones.
  • No saltar por encima del hueco sino bordearlo.
  • Anclar bien la escalera para bajar al foso.
  • Colocar los epi adecuados.
  • Iluminar adecuadamente el local. Reforzar la luminaria del foso.
  • Colocar protecciones laterales que eviten caídas de objetos al interior, pudiendo golpear al trabajador que se encuentra en el interior.
  • Colocar bien las herramientas. Por ejemplo, colocarlas en el cinturón a la cintura para facilitar su uso y no su caida.
  • Colocar gafas de seguridad, casco en su caso, guantes e uniforme ajustado sin salientes que puedan enganchar piezas.
  • Ventilación adecuada y suficiente.
  • Es conveniente, cubrir el foso con barandillas, cadenas cuando no se usa para evitar caída por despiste o descuido.
  • En el caso de colocar paneles para poder transitar deberán ser estables que aguanten una caida o el peso.
  • La colocación de señales luminosas o sonoras advirtiendo de la cercanía o de su activación o desactivación es buena practica.
  • Extremar la precaución no solo para los trabajadores, sino también para los ajenos que se acercan o aproximan sin percatarse del riesgo.
  • El acceso y salida del foso por escaleras serán seguras, con barandillas, orden y libres de objetos. Su material será anti deslizante.
  • El color del foso será claro para facilitar su visión.
  • Se recojerá todo el material sobrante al finalizar la tarea.
  • Usar casco cuando la evaluación de riesgos lo determine.
  • Prohibido la permanencia del trabajador en el foso al colocar o retirar el vehiculo.
  • Colocar carteles informativos y recordatorios.
  • Dejar el motor parado al revisar.
  • Colocar un extintor en el interior del foso. Realizar un mantenimiento periodico. También es conveniente en las proximidades colocarlos.
  • Informar y formar correctamente al operario sobre como acceder, subir, que riesgos tiene, que medidas aplicar, que epi.
  • Recordar la manera de evitar trastornos musculoesqueléticos de manera periódica.
  • Utilizar herramientas ergonómicas y portatiles. Evitando la extensión de cableado.

Fuente:

Ley 31/1995, de 8 de noviembre, de Prevención de Riesgos Laborales.

Real Decreto 486/1997, de 14 de abril, por el que se establecen las disposiciones mínimas de seguridad y salud en los lugares de trabajo.

NTP 1060

Tractores

El uso de los tractores es en el campo ha facilitado la tarea agrícola, sustituyendo el trabajo manual por la maquinaria. Bien es cierto, que a pesar de haber ayudado también ha sido el desencadenante de muchos accidentes ( muertes y lesiones).

El tractor, es el elemento más importante de la mecanización, sustituyendo el esfuerzo humano por el mecánico, ayuda a transportar mercancías, y facilita el acceso a suelos dificultosos.

Por ello, y debido a la peligrosidad que reporta un uso inadecuado, o un mal mantenimiento del equipo, entre otras, es necesario incidir en buenas medidas que fomenten una cultura segura.

El vuelco del tractor es uno de los accidentes mas frecuentes que se producen en este sector. Por ello, hemos visto recomendable relatar algunas BUENAS PRÁCTICAS preventivas en el uso del tractor, y de esta manera, contribuir en la motivación de la necesidad de recordar que el trabajo ha de ser seguro y que no puede generar daños por una mala praxis.

Son las Buenas Prácticas las que facilitan la labor. Y las mismas, deben de comenzar previamente a su uso. Un exceso de confianza anula al mejor experto en la materia. Es importante velar por la seguridad propia y la de los demás.

            Antes de subirse al tractor hemos de:

  • Comprobar que esta parado. Llave de contacto quitada.
  • Que se han pasado las revisiones oportunas de mantenimiento.
  • Que las agarraderas están limpias de barro para impedir resbalones.
  • Si se llevan herramientas, verificar que están ancladas.
  • Que se entiende perfectamente su funcionamiento.
  • Buen conocimiento del terreno a faenar (pendientes, piedras, grietas…)
  • Que la ropa y calzado que se usa es adecuado.
  • Que no se llevan cadenas, anillos …que puedan quedar atrapados.
  • Están capacitados todos los que van a utilizarlo para manejarla.
  • Le deben de haber informado y formado de los riesgos de ese equipo que no deja de ser muy peligroso y de las medidas preventivas a usar. Lo deben de haber entendido correctamente. Cerciorarse de que los temporeros son conocedores del mismo idioma al explicar.
  • El pelo no debe estar suelto puesto que puede engancharse con alguna pieza.
  • Es muy importante, que las instrucciones sobre el manejo, permanezcan en el tractor. De esta manera, en caso de duda o incidencia, se pueda consultar.
  • Si no trabaja solo y hay más compañeros, deben de ponerse de acuerdo antes de comenzar la tarea a realizar de cada uno. El significado de los símbolos o señales que se hagan. Lo que se denomina coordinación.
  • Revisar los dispositivos de protección. Que sean resistentes.

Si es un tractor antiguo, habrá que instalarle una estructura que proteja en caso de vuelco.       

Una vez que ya se usa. En del caso de que detecte alguna anomalía: seguir el procedimiento de PARADA O ESTACIONAMIENTO DEL VEHÍCULO DE SEGURIDAD:

  • Pare inmediatamente.
  • Poner el freno de mano.
  • Dejar los mandos en estado neutro.

Siga siempre estas pautas cuando se tenga que bajar del tractor o se acerque alguna otra persona.

  • No anule las protecciones. Una distracción puede costar la vida.
  • La limpieza de la máquina debe hacerse siempre desconectada. En el caso de tener que retirar las protecciones para su mantenimiento, extremar la precaución y no poner en marcha sin la colocación de las mismas.
  • La manera de sentarse y colocarse en el asiento es muy importante para evitar trastornos musculoesqueleticos, que tanto dolor producen.
  • Para subir y bajar del asiento no salte, utilice los escalones y las agarraderas.
  • El orden y la limpieza es esencial, verificar que no hay barro en pedales, botas, escalones…
  • Nunca baje estando en movimiento el motor.
  • No olvidar el cinturón de seguridad y la limpieza de espejos y ventanillas.
  • Si comprueba que hay algún defecto comuniquelo inmediatamente.
  • No lleve acompañantes salvo que disponga de otro asiento homologado.

            El VUELCO de un tractor, es una de las causas principales de accidentes. Es muy importante el pórtico antivuelco pero unido al uso del cinturón de seguridad. Si el cinturón, no está anclado, puede salir despedido y provocarle la muerte.

Recuerde:

  • No quitar la protección antivuelco.
  • Llevar puesto el cinturón de seguridad.
  • No bajarse del tractor con el motor en marcha.
  • Extremar la precaución con las pendientes.
  • Conducción despacio.
  • Baje la pala en los desplazamientos siempre que sea posible.

Una buena formación e información sobre los riesgos que conlleva su uso puede salvar vidas. Es necesario fomentar la cultura preventiva. Motivar a los usuarios de la necesidad de cumplir la normativa, instrucciones y no llevarse guiar por la experiencia de los años. Siguen sufriendo accidentes personas mayores muy expertas. Un exceso de confianza puede desencadenar una mala actuación que no se puede subsanar.

Fuente: Buenas Prácticas Preventivas para la utilización de los vehículos y maquinaria agrícola. Junta de Andalucía.

Transporte por carretera

Acudir al trabajo cada día, debe ser algo seguro. No basta con tener formalizada la evaluación de riesgos laborales para evitar una posible multa ante una inspección. Lo que es necesario, es crear una CULTURA PREVENTIVA. Proporcionar medidas y PRACTICAS saludables y seguras que faciliten la tarea productiva.

Una buena EXPERIENCIA eficaz que se puedan transmitir en otros ámbitos son necesarias para que el personal se sienta motivado y cree buenos hábitos.

En el TRANSPORTE POR CARRETERA se producen muchos accidentes que se traducen en muertes, lesiones y daños. Para evitarlos hay que examinar cuales son los riesgos a los que se exponen los transportistas y que Practicas se pueden implantar.

_ CAÍDAS AL MISMO NIVEL

            Riesgos:

Iluminación insuficiente.

Desorden y obstáculos.

Falta de limpieza.

Climatología adversa.

            Buenas Prácticas:

Mantener el orden y evitar que las sustancias se derramen. Si sucede limpiar inmediatamente. Colocar la mercancía de forma ordenada.

Procurar no caminar sobre suelos deteriorados, desnivelados o mojados.

Iluminar adecuadamente la zona, ya sea el camión o los alrededores.

Revisar el estado de la plataforma.

Señalizar la zona y revisar visualmente si hay personas en los alrededores.

Utilizar calzado antideslizante.

Vigilar la velocidad.

_ CAIDAS A DISTINTO NIVEL

            Riesgos:

Cargar y descargar mercancía

Acceder o bajar del camión sin usar agarraderas.

Usar escaleras inadecuadas.

            Buenas Prácticas:

Utilizar y mantener en buenas condiciones las agarraderas para subir y bajar.

No saltar directamente al exterior.

Tener las manos libres y no ocupadas con alguna mercancia.

Utilizar EPI cuando se requiera.

_ CAIDAS DE OBJETOS

            Riesgos:

Mercancía no anclada.

Manipulación de mercancía sin medios mecánicos siendo necesario.

Uso de equipos en mal estado.

            Buenas Prácticas:

Comprobar que las cargas están bien fijadas.

Cerciorarse de que no hay personas transeúntes o compañeros.

Buena iluminación.

Mantenimiento de equipos.

_ INCENDIOS

            Riesgos:

Repostar en marcha.

Fugas de combustibles, cables en mal estado

Zonas inflamables.

            Buenas Prácticas:

Tener el motor parado al repostar.

Mantenimiento periódico del camión

Limpieza de la zona.

_ CONTACTOS ELECTRICOS

            Riesgos:

Aproximación de lineas de alta tensión.

Herramientas inadecuadas.

Estar en contacto con agua.

            Buenas Prácticas:

Comprobar si hay cables en las proximidades.

Utilizar herramientas de aislamiento.

Proporcionar procedimientos escritos para trabajar con tendido eléctrico.

_ ATRAPAMIENTOS.

            Riesgos:

Vuelco de la mercancía.

Circular en pendiente.

Climatología adversa.

            Buenas Prácticas:

Evitar las pendientes.

Asegurar la mercancía para que no se desplace.

Distribuir de forma segura la mercancía.

Asistirse de otra persona.

Moderar la velocidad. Sobre todo en tiempo adverso.

_ESTRÉS

            Riesgos:

Horarios difíciles de cumplir.

Tensión continua.

Jornadas extensas.

            Buenas Prácticas:

Programarle con antelación las rutas de trabajo para conciliar con la familia.

Cumplir las pausas.

Evitar tramos de condensación.

Practicar ejercicio físico y alimentación sana.

_FATIGA MENTAL

            Riesgos:

Turnicidad y nocturnidad

Acumulación de cansancio

Tensión.

            Buenas Prácticas:

Planificar las rutas.

Cumplir las pausas.

Hacer ejercicio.

Descansar y dormir.

Servicio de emergencias

Cuando hablamos de Buenas Prácticas, nos referimos al conjunto de actuaciones que producen un resultado excelente y que se espera que en otras empresas también los genere.

El trabajador de emergencia ( ambulancia…) se ve sometido a un espacio de trabajo variado. Hay que trabajar seguro por ello, hay que verificar los riesgos para adoptar medidas preventivas.

Este colectivo, no puede olvidar, que no puede ayudar provocando inseguridad para si mismo.

Son Buenas Prácticas:

_ COORDINACIÓN CON LOS BOMBEROS. En caso de incendio no se entrará a socorrer hasta que lo autoricen. Precaución con aberturas, escaleras…

_CONTACTAR CON EL COORDINADOR DE SEGURIDAD  o con el responsable de seguridad ( en el caso de obras en construcción) para que le informe por donde puede acceder para que sea la vía más segura. No olvidar el casco.

Si es necesario el rescate en altura_ SEGUIR LAS INSTRUCCIONES DE LOS BOMBEROS. Comprobar que los epi necesarios están a nuestro alcance.

Se evitará lesionar al accidentado con elementos externos como cremalleras, teléfonos, instrumentos sanitarios.

Colocar el material sanitario en perfecto orden y limpieza.

Colocar un anclaje adecuado.

Comunicación coordinada con el exterior.

Mantenimiento anclado por linea de vida – arnés.

_ ACTUAR COORDINADO CON METRO, si hay que acceder a sus instalaciones.

_ PRESENCIA POLICIAL en caso de situación de peligro de agresión.

_ COMPROBAR LA SITUACIÓN ELÉCTRICA, cuando haya que utilizarla.

En el caso de tener que socorrer a los ocupantes de un vehículo que haya sufrido un accidente, se comprobará que el vehículo no esta en una pendiente, que es seguro. Que el motor no este en marcha. Y llave quitada.

Comprobar los airbag para que no se activen.

Cortar el cinturón de seguridad.

Mover el asiento del accidentado para atrás.

El conductor del servicio de emergencia o ambulancia debe de adoptar una POSTURA correcta. De esta manera evitara trastornos musculoesqueléticos, fatiga y estrés. Para ello.

  • SENTARSE de manera correcta, colocando la espalda en el respaldo.
  • AJUSTAR el asiento, el reposacabezas a sus dimensiones.
  • El CINTURON DE SEGURIDAD, cogera la zona de abdomen, cuello y hombro.
  • Colocar los RETROVISORES adaptándolo a nuestra visión.
  • ESTACIONAR en zona no peligrosa o que no pueda provocar un accidente.

Uno de los riesgos a los que se ve sometido con mayor frecuencia el sanitario de ambulancia son los TRASTORNOS MUSCULOESQUELETICOS. El peso de los enfermos, maletines, camillas. Unido a lluvia, frío o nieve incrementa mas la posibilidad de lesionarse.

Los esfuerzos físicos y las posturas forzadas es una practica común en este colectivo. Buenas Prácticas:

_ PREVEER con antelación lo que vamos a hacer. No improvisar.

_ Utilizar MEDIOS MECÁNICOS o sillas.

_ solicitar la AYUDA de otro compañero o del mismo paciente para que colabore y no se vea sorprendido.

_ SUJETAR O AMARRAR a los pacientes y material.

_ utilizar MEDIOS MECÁNICOS. De esta manera, actuaremos actuar más seguros y evitaremos una posible lesión.

_ buena POSTURA al levantar al paciente. Espalda recta.

_ evitar POSTURAS FORZADAS.

_ alternas POSTURAS, estática y dinámica.

_ evitar los MOVIMIENTOS REPETITIVOS.

_ SOLICITAR AYUDA. No sobrecargarnos.

En el traslado de pacientes a sillas o camillas. Es fundamental la ayuda de otra persona. Y bloquear las ruedas para que no se puedan mover involuntariamente.

Mucha precaución con la espalda, hay que trabajar con la espalda recta. Piernas flexionadas y brazos extendidos. Estabilidad de los pies en el suelo.

En relación a los RIESGOS PSICOSOCIALES, merecen especial atención puesto que unas malas condiciones laborales pueden dañara la salud. Los riesgos más frecuentes de este colectivo son los siguientes:

  • CARGA DE TRABAJO. Una urgencia, se puede producir en cualquier momento. Por ello, las pausas, no siempre se pueden cumplir o coger cuando se quiera. Depende de las necesidades del servicio.
  • ESTRÉS. Hay que tomar decisiones vitales en poco tiempo y sin tiempo para reaccionar.
  • ANSIEDAD que puede provenir de la violencia desencadenada de los propios pacientes.
  • FALTA DE DESCANSO por turnos y horarios que no son a veces compatibles con los horarios familiares.

Buenas Prácticas serán:

Descansar adecuadamente. Hacer ejercicio físico. Alimentación saludable.

Reciclaje.

Notificar cualquier incidencia o violencia hacia su persona lo más rápido posible.

No podemos olvidar los RIESGOS BIOLÓGICOS a los que se somete este colectivo.

– Hay que adoptar una serie de medidas de higiene de limpieza personal antes y después de atender a la persona.

– Usar guantes desechables.

Fuente: Guía de Buenas Prácticas de Prevención de Riesgos Laborales SAMUR.

Trabajos verticales

“Se consideran «trabajos verticales» aquellos trabajos en altura de difícil acceso o que se realizan en situaciones de riesgo de caída de altura a distinto nivel, en los que el trabajador está suspendido de la cuerda de trabajo (con su cuerda de seguridad)”

Los trabajos en altura, se realizan en muchos sectores, no solo en la construcción, también, en la limpieza, turismo, telecomunicaciones, servicios…

Entre los riesgos, hay que destacar:

  • Las caídas del trabajador (ya sea al mismo o distinto nivel).
  • Las caídas de equipos y herramientas,
  • La proyección de partículas de polvo, líquido, aristas…
  • Riesgos eléctricos, por ejemplo por el choque con un cable eléctrico…

Son los delegados de prevención como representantes de los trabajadores en materia de prevención, los encargados de fomentar la cooperación de los trabajadores en la ejecución de la normativa de prevención de riesgos laborales y de vigilar que se cumple la misma.

            Así mismo, deben PROMOVER Y FOMENTAR LAS BUENAS PRACTICAS PREVENTIVAS  DE LOS TRABAJADORES.

Siendo uno de los trabajos donde los accidentes tienen un resultado gravísimo, como la muerte o lesiones graves o muy graves, el caso de una caída desde una altura hemos de destacar una serie de buenas practicas preventivas aplicables:

            – Plantear una ACTIVIDAD COORDINADA entre todas las empresas participantes.

            – PLANIFICAR los trabajos previo a su ejecución.

            – FORMAR teórica y práctica al trabajador sobre la técnica en altura.

            – SUJETAR o anclar las herramientas. Fijarlas en el cinturón cuando no se usen.

            – BUEN MANTENIMIENTO de los EPI, de los sistemas de sujeción de las cuerdas.

            – PROPORCIONAR por escrito los procedimientos de trabajo y seguridad en el uso de maquinarias y herramientas de trabajo.

            – Proporcionar GAFAS DE SEGURIDAD para evitar las salpicaduras y proyecciones de agua, arena, pintura, soldadura…

            – Consultar cualquier duda sobre el uso de las cuerdas o de cualquier equipo.

            – Utilizar cuerdas de colores distintos para la de seguridad y la de trabajo. De esta manera    se podrá comprobar si está mas gastada una que otra.

            – Las herramientas, estarán sujetas o ancladas para evitar que puedan caerse involuntariamente.

            – Colocar redes verticales para evitar caídas de objetos sobre otros objetos o personas.

            – Colocar una plataforma sobre la calle señalizada para que puedan pasar los peatones con seguridad.

            – No quitar bajo ningún concepto los protectores de seguridad de las máquinas.

            – Usar correctamente el casco de seguridad, las gafas protectoras y los guantes …

            – Concienciar a todo el personal que determinada maquinaria requiere una aptitud y no todos pueden usarla y mucho menos manipularla.

            – Asesorar sobre la importancia de mantener el orden y la limpieza. De como se deben de guardar los equipos de protección individual, colectivos (redes de protección) máquinas…

            – No subir en altura cuando la climatología sobre todo el viento sea desfavorable.

            – Preguntar cualquier duda por simple que parezca.           

            – Utilizar medios de telecomunicación para ponerse en contacto con otros compañeros o superiores.

            – Fomentar el buen clima laboral dentro de la empresa. De esta manera se trabajará seguro pensando en los demás.

Una buena puesta en practica de las buenas practicas preventivas fomentará el trabajo sano y seguro.

Fuente: Erga noticias número 141. Año 2017.

Educación: la voz

La voz es un elemento esencial en la comunicación.

La disfonía es una alteraciones mas frecuentes en los docentes. Provoca una lesión al querer emitir un sonido comprensible para la persona receptora. Esfuerzo que se manifiesta en variaciones en el volumen de la voz, falta de volumen. Carraspeo…

Son los docentes, locutores, teleoperadores, guías… los que más necesitan la voz como herramienta fundamental en su trabajo.

Un uso continuado y forzado de la voz tantas horas al día, incrementa el riesgo de padecer lesiones en la voz. Disfonías, nódulos, pólipos…

Siendo estas unas de las causas mas frecuentes de baja laboral.

            Es fundamental prevenir estos trastornos. Y por ello, unas buenas prácticas preventivas pueden ayudar bastante. Entre ellas:

            – formar teórica y práctica sobre los problemas de la voz.

            – formar sobre técnicas de utilización de la voz.

            – fomentar la hidratación del docente. Beber frecuentemente para hidratar las cuerdas vocales.

            – antes de construir el aula, colegio, centro, adaptarlo a las personas, insonorizando y orientarlo en sentido que no le afecten las inclemencias del tiempo.

            – en el caso, de que ya esté construido, aclimatar el aula. Tiene que disponer de buena ventilación. Acompañar aparatos de climatización con los humidificadores.

            – las dimensiones del aula serán las adecuadas, para unos 25 alumnos aproximadamente.

            – evitar las corrientes de aire.

            – disponer de aparatos audiovisuales suficientes al servicio del docente.

            – proporcionar medios que amplíen el volumen de la voz sin tener que forzarla constantemente. Utilizar micrófonos.

            – fomentar la respiración abdominal.

            – realizar ejercicios de calentamiento antes de comenzar conferencias, ponencias.

            – hablar despacio.

            – el tono de la voz moderado, suave.

            – mantener los dientes separados al hablar para que se entienda el contenido de lo hablado.

            – servirse de timbre o instrumento para llamar la atención.

            – descansar la voz. Pausas.

            – el mobiliario, preferentemente de madera. Colocar protecciones en las patas.

            – evitar altas temperaturas y baja humedad.           

            – evitar la cafeína, nueces, palomitas de maíz antes de hablar.

            – no garraspear.

            – mantener la limpieza en el aula o habitáculo. Eliminar partículas de polvo.

            – evitar ruidos externos como obras, tráfico, otras aulas… por ejemplo, insonorizando las ventanas. Doble cristal.

            – evitar el uso de tizas que desprende polvo y ocasionan ruido. Pero si no hay más remedio, usar tizas redondas.

            – es preferible, usar rotuladores sobre pizarras de plástico.

            – el borrador se usará de arriba abajo suavemente y no borrar con la mano.

            – colocar los alumnos en forma de U o en círculos que acerquen al profesor.

            – no forzar la voz para que callen.

            – no fomentar el uso de caramelos de menta porque aumenta la sequedad de la garganta.

            – respirar por la nariz.

            – utilizar megáfonos al hablar al aire libre.

            – usar ropa holgada.

            – el estrés y la tensión por hacer varias tareas incrementa el daño en la voz.

            – acudir al logopeda para que de buenos consejos en el entrenamiento de la voz.

            – coordinar las asignaturas que requieren mas uso del habla para que no coincidan con horas de trabajo intenso en el exterior, tráfico…

            – evitar uso de azulejos en la pared por la alta reflexión del sonido de este material.

Fuente:

Cuaderno Preventivo: la voz como herramienta de trabajo: factores de riesgo, problemas más frecuentes y su prevención. UGT Cataluña.

Guía de buenas prácticas para la prevención de los trastornos de la voz en los profesionales del sector educativo de Andalucía. Instituto Andaluz de Prevención de Riesgos Laborales

CONSEJERÍA DE EMPLEO, EMPRESA Y COMERCIO. Junta de Andalucia.

Trabajos especiales

Los trabajos especiales debido a su naturaleza, precisan un mayor reforzamiento en su regulación y en la aplicación de las medidas preventivas. Actividades que no se ajustan a las condiciones generales sino que requieren un mayor esfuerzo en su desarrollo.

            Los trabajos especiales pueden ocasionar graves accidentes.

Los accidentes, se producen por el desconocimiento de los riesgos de la instalación al tener que intervenir el personal de mantenimiento por ejemplo. También  una falta de coordinación entre el personal de producción y el de mantenimiento. Tal cual mantiene la NTP 30 del INSHT.

A través de la técnica del check List se efectúa una revisión del estado de las instalaciones. Se realiza un control por medio de una serie de preguntas que obliga a concentrar una mayor atención en la comprobación de si una actuación va a ser realizada correctamente, si se han seguido todos los pasos. Es decir, el procedimiento estipulado previamente ha de cumplirse expresamente tal cual se indica.

            Tal es su importancia, que el permiso y el control que se realice será para una determinada jornada concreta y no para otra. Para una fecha y un periodo determinado.

Debe especificarse el trabajo a efectuar, el número de petición del trabajo a la que se refiere.

Cada permiso es personal de tal modo que ha de firmarse por tres personas:

            –           Responsable de producción.

            –           Responsable de mantenimiento y

            –           El operador ejecutor.

Como Trabajos especiales hay que destacar:

  • Los trabajos en caliente: como el trabajo con soldadura, oxicorte, explotado, esmerilado.
  • Los trabajos en frio: sustitución de tuberías.
  • La entrada en recipientes: operaciones en el interior de depósitos, calderas, en los que la atmósfera se convierta en irrespirable por falta de oxigeno o contaminación tóxica.

El citado problema, se trata de paliar otorgando el PERMISO DE TRABAJOS ESPECIALES.

            Una buena coordinación entre Departamentos será una buena Práctica Preventiva. El Departamento de Producción es el mejor conocedor de las instalaciones, su estado, su contenido. Por ello, debe compartir esta información.

Así mismo, el Departamento de Mantenimiento conoce el método si una determinada acción requiere entrar en ese espacio, que herramientas son las más convenientes. Medidas a aplicar. Dará las mejores instrucciones.

Otras buenas prácticas a aplicar:

            – garantizar la coordinación entre todo el personal.

            – informar sobre los riesgos existentes.

            – no iniciar ningún trabajo de especial peligrosidad si no se dispone de la información necesaria y obligatoria.

            – implicación personal.

            – no firmar nada sin leer completamente la autorización y comprobar que su contenido se ajusta a la realidad.

            – instruir y formar sobre como realizar el trabajo. Elegir a personal cualificado. Informar sobre las medidas preventivas y protección a los trabajadores.

            – garantizar la seguridad: del personal autorizado, cualificado y entrenado. 

            – también asegurar la seguridad del personal ajeno para que no acceda.

            – el responsable de la instalación comprobará que es practicable e informará como hacer el trabajo de forma segura.

            – el responsable de la ejecución: inspeccionará personalmente la instalación. Y comprobará la aptitud del trabajador.

            – el que ejecuta: leerá y comprenderá la autorización. Firmará. E interrumpirá el trabajo.                                         Comunicándolo al superior cuando compruebe que algo no es seguro.

            – hacer recordatorios, tipo carteles en los puestos de trabajos recordando las actuaciones correctas.

            – mantener el orden y la limpieza en el lugar de trabajo.

Fuente: NTP 30

            NTP 562: Sistema de gestión preventiva: autorizaciones de trabajos especiales.

Para evitar el mobbing

Son las especialidades de Seguridad, Higiene Industrial y Ergonomía las más estudiadas. Son más fáciles de apreciar los riesgos y medidas preventivas a aplicar.

Sin embargo, los riesgos psicosociales, son los grandes desconocidos, pero no por ello urgentes de tratar.

La salud mental es tan importante como la física. Puede desencadenar en consecuencias graves o muy graves. Por ello, si no se corrige sus efectos son muy perjudiciales.

            El mobbing o acoso psicológico en el trabajo o acoso laboral es la exposición ( a conductas de violencia psicológica ) reiterada y prolongada en el tiempo hacia una o mas personas por parte de otra o de otras que actúa/n  frente a aquella/as desde una posición de poder ( poder que no tiene que ser jerárquico). La exposición se da en el marco de la relación laboral  y supone un riesgo importante para la salud (NTP 854 del INSHT )

                                   ELEMENTOS A DESTACAR:

            Forma de INTIMIDAR en el PUESTO DE TRABAJO.           

            Sujeto ACTIVO: superiores, empresario o compañeros.

            CONDUCTA: comportamientos agresivos o vejatorios. Repetidos. DELIBERADA E                                                       INTENCIONADA

            EFECTO: marginar a la víctima para que abandone voluntariamente su puesto de trabajo.

            CONSECUENCIAS: graves daños a la salud del trabajador ( daños físicos / psíquico                                                                  Daños en la familia. Miedo a un futuro contrato.

            SUJETO PASIVO: la víctima e indirectamente el resto de la sociedad.

Frente a estas conductas hay que REACCIONAR y además trabajar PREVENTIVAMENTE en las mismas.

  • Evitar o disminuir los trabajos REPETITIVOS y MONÓTONOS.
  • INFORMAR al trabajador lo más claro y preciso posible, en que consiste su puesto de trabajo.
  • INFORMAR a los trabajadores cuales son los OBJETIVOS que se pretenden.
  • IDENTIFICAR los riesgos psicosociales de la empresa.
  • DETECTAR los cambios de conducta de los trabajadores:
    • Aislamientos
    • Bajas laborales
    • Absentismos
    • Clanes
  • REDACTAR por escrito las FUNCIONES Y TAREAS de cada uno.
  • Evitar instrucciones abiertas o ambiguas.
  • Mayor participación de los representantes de los trabajadores en las evaluaciones de riesgos.
  • Fomentar una organización o gestión de la tarea a realizar de forma no autoritaria.
  • PREGUNTAR a cada trabajador, como ejecutaría su tarea.
  • Establecer PROTOCOLOS de actuación.
  • Fijar CÓDIGOS DE CONDUCTAS indicando acciones correctas e incorrectas. Así como las consecuencias de seguir una conducta incorrecta.
  • Establecer PROCEDIMIENTOS para exteriorizar QUEJAS.
  • Debe de quedar patente en la empresa, que no se admiten esas conductas. Que están prohibidas. Debe declarar de forma clara que conductas están prohibidas en la empresa.
  • FORMAR a todo el personal sobre el significado de acoso y que hacer si se percata de esa conducta.
  • Puesta en común en equipo de charlas informativas, equipos de trabajo que implique a todo el personal, superiores y subordinados sobre el conocimiento de las prácticas desencadenantes del acoso, y de la respuesta que han de dar el personal y los directivos cuando se encuentren en esta situación.
  • Delegar competencias en otras personas.
  • Promover un entorno laboral seguro y pacífico.
  • Proponer actividades conjuntas. En equipo.
  • Rotación de personal directivo o del encargado de los grupos.
  • Colocar un buzón de sugerencias y quejas para solventar problemas y facilitar la tarea.
  • Motivar al personal. Agradecer personalmente el esfuerzo de todos.
  • Fomentar el trabajo no solitario. No aislar a los colectivos.
  • La tarea a realizar debe de estar acompañada de conocimientos teóricos y prácticos adecuados. No asignar tareas sin formarle o reciclarle al cambiarle el equipo, programa…

Fuente: Erga  FP  numero 77 INSHT           

            NTP 854 INSHT.

> BUENAS PRÁCTICAS Y LA NEGOCIACIÓN COLECTIVA

Aunque la prevención se va incluyendo en la negociación colectiva, sin embargo, a pesar de estar en el siglo XXI, aun queda mucho para conseguirlo. Sobre todo en lo relativo a los riesgos psicosociales. Falta una integración en todas y cada una de las empresas.

Hay que comprender, que una buena integración de la prevención en la empresa, no solo implica cumplir la normativa. No basta con hacer una evaluación de riesgos y un plan de prevención formalista y general para todas las empresas. Cada empresa tiene unas especialidades que hay que reflejar.

Para que la prevención sea eficaz, se requiere que los representantes de los trabajadores trabajen activamente garantizando un trabajo seguro y saludable.

La inclusión de buenas prácticas en la negociación colectiva es fundamental para conseguirlo.

Los riesgos psicosociales han sido los menos estudiados. Aunque la Ley de Prevención de Riesgos Laborales no diga expresamente que hay que hacer la evaluación de riesgos psicosociales, la misma, es obligatoria en base al articulo 14 de la misma.

Dentro de los riesgos psicosociales, hay que destacar el estrés que es tratado de forma muy escueta en la negociación colectiva. Incomprensible, si vemos las estadísticas. Ocupa en Europa el segundo lugar dentro de las dolencias que afectan a la salud del trabajador.

(después de los trastornos músculo esqueléticos)

Actualmente, el tratamiento en la negociación colectiva de la prevención del estrés laboral es muy escaso y en ocasiones ni es tratado.

Por todo ello, hay que prestar mucha mas atención al ámbito de la negociación colectiva. El estrés puede presentarse en todos los puestos de trabajo y da igual que se trate de una empresa pequeña o grande. Hay que ser consciente de que afectará al ámbito personal, familiar y al empresarial. Sin olvidar el social por los costes que genera una baja por ejemplo.

Al faltar una regulación normativa específica de la prevención del estrés en el ámbito laboral, hace que por medio de la negociación colectiva, podamos tener un cauce idóneo para su cumplimiento.

Por medio de la negociación colectiva conseguiremos aclarar cuales son los factores que van a desencadenar en el estrés. Se acordará la adopción de practicas o medidas que lo elimine como son:

  • Realizar un cambio organizativo y un reajuste de tareas.
  • A ello le acompañará una adecuada formación teórica, practica, suficiente y adecuada a todos los miembros de la empresa, en materia de estrés y sobre el saber como prevenirlo.
  • Incidir en el cambio de horarios facilitadores de la conciliación familiar.
  • Incrementar la participación de los trabajadores.
  • Eliminar el autoritarismo de la dirección. Dejar claro cuales son las tareas de cada trabajador.

Los temas de acoso, al ser regulados por medio de la negociación colectiva se facilitará el cumplimiento de sus cláusulas evitando la materialización de esos riesgos. Al haber un acuerdo entre trabajadores y empresarios se incrementará la concienciación de todos en su cumplimiento.

Además de la relevancia de la negociación colectiva tratando el tema de la prevención, es necesario establecer procedimientos de reclamación que identifiquen, prevengan y repriman el comportamiento del acosador. La finalidad de los protocolos es detectar el problema, identificarlo y neutralizarlo.

La evolución de la negociación colectiva de un origen tímido ha desembocado en la formación de auténticos protocolos de lucha contra el acoso.

En relación al acoso moral en el trabajo hay muchas herramientas negociarles que lo regulan . Se trata de una regulación convencional a través de los “PROTOCOLOS”

Los protocolos frente al acoso moral son eficaces pero tienen mucha mas fuerza si se incluyen en el convenio colectivo sobre todo por ser revisables. Es decir, se convertirá en un instrumento dinámico, al ser necesario que se vaya revisando periodicamente.

También destacar, que todos los acosos son igual de relevantes a la hora de reprimirlos, ya sea sexual, por razón del sexo o laboral. A pesar de todo ello, cada vez es tratado el acoso moral en mayo numero de convenios y en las evaluaciones de los riesgos psicosociales.

El acoso moral, se debe tratar no solo desde un punto de vista reparador sino que hay que hacer un tratamiento desde un punto de vista prevencionista.

De todo ello, se deduce la importancia de la mediación. Y también que el mediador tenga conocimientos de asistencia social. Los trabajadores tienen que conocer LOS PROTOCOLOS de actuación ( como reconocer esa conducta acosadora, que hacer, a quién dirigirse…)

No bastará con un cambio de centro de trabajo sino que hay que preocupar otras medidas como por ejemplo:

rehabilitar,

-reintegrar a la víctima,

-atenderla psicológicamente, jurídicamente…

La importancia de la negociación ha de llevar a incluir cláusulas que no solo regulen estos aspectos y establezcan protocolos sino que se establezcan cláusulas que “exijan” revisar y apreciar los defectos y subsanarlos.

En cuanto al acoso sexual y por razón de sexo ya la ley para la igualdad efectiva de hombres y mujeres del año 2007, impone a las empresas la obligación de adoptar medidas preventivas. Siendo la negociación la utilizada para incluir esas medidas de prevención y control. El empresario resulta obligado a evitar esas actuaciones y para ello adoptara medidas preventivas. Medidas negociadas con los representantes de los trabajadores donde se incluyen ´CODIGOS DE BUENAS PRACTICA, FORMACION Y CAMPAÑAS INFORMATIVAS´

En relación a la violencia física en el trabajo, a pesar de ser cada vez más frecuente en determinados sectores, no es tratada o solo se trata en determinados convenios de forma muy escasa. Y más bien desde un punto de vista sancionador. Hay que hacer un tratamiento de la violencia física en la negociación más PROACTIVA, introduciendo BUENAS PRACTICAS y un PROTOCOLO DE ACTUACION para que los trabajadores no se encuentren indefensos. A todo ello acompañarlo de medidas REINTEGRADORAS, ASISTENCIALES (sanitaria, jurídica y psicológica)

Fuente: Estudio: La negociación colectiva en prevención de riesgos psicosociales en el trabajo. UGT

Facebook
Email
Twitter
LinkedIn