Actualidad

Prevención de riesgos laborales en el sector administrativo

21 junio, 2019

prevencion riesgos laborales administrativo
Comparte:

La prevención riesgos laborales para un administrativo se regula siguiendo los criterios recogidos para la prevención de riesgos laborales en oficinas y despachos. Esta actividad no está caracterizada por un alto riesgo, siendo la mayoría de los accidentes en el lugar de trabajo y de carácter leve.

Así mismo, las causas de lesión suelen estar relacionadas con golpes, caidas, sobreesfuerzos físicos y accidentes de tráficos. Siendo estos últimos tanto en desplazamientos durantes la jornada como en el camino de ida o vuelta entre el domicilio y el lugar del trabajo, también conocido como accidente itínere.

A continuación se desarrolla con mayor detalle cuáles son los principales riesgos laborales para administrativos así como su prevención. Del mismo modo se ofrecerá un manual de buenas prácticas para los profesionales de este sector.

Principales riesgos laborales para administrativos

Los principales riesgos laborales a los que está expuesto el personal que desarrolla su actividad en oficinas y despachos, tal y cómo lo hacen los administrativos, son los que se describen a continuación:

  1. Caídas y golpes contra objetos: Tropezones, golpes contra diferentes objetos mal colocados o resbalones en suelos mojados.
  2. Posturas y movimientos adoptados: Relacionado con los riesgos derivados de la estaticidad de estar sentado, una inadecuada configuración del puesto del trabajo, el desgaste en articulaciones por movimientos repetidos o los hábitos posturales incorrectos.
  3. Manipulación manual de cargas: Los administrativos tendrán que manejar pesos como cajas con papel para impresoras, carpetas o archivadores, mobiliario… La falta de costumbre al realizar esta actividad y la falta de preparación física puede derivar en dolores de espalda.
  4. Fatiga visual: Causada por el contraste y brillo de las pantallas mal ajustados, una iluminación insuficiente o excesiva o reflejos sobre la pantalla.
  5. Riesgos acústicos: Interfiere en la concentración intelectual y puede generar estrés.
  6. Factores térmicos: Un disconfort térmico puede afectar a la concentración de los trabajadores.
  7. Calidad del aire: Se refiere a un conjunto de síntomas que aparecen tras pasar un tiempo dentro del edificio, relacionados con la escasa circulación del aire o mala calidad en los materiales empleados en su construcción.
  8. Radiaciones y campos electromagnéticos: Los campos generados por las pantallas de visualización pueden intervenir en su correcto funcionamiento y causar molestias para el operador
  9. Factores de tipo psicosocial: Asociados a la relación entre los diferentes profesionales y el de estos con su entorno, tecnologías empleadas, procesos o falta de autonomía.

Prevención

Cada uno de estos riesgos para la salud y el bienestar de los trabajadores cuenta con unas medidas preventivas asociadas, a continuación se mencionan las principales para cada uno de los riesgos previamente descritos siguiendo el mismo orden de aparición:

  1. Canalización de todo el cableado y el mantenimiento de todas las zonas de paso despejadas. Así como contar con señales de advertencia de peligro como, por ejemplo, la de suelos mojados.
  2. Adaptación de todos los factores que intervienen en el control postural: superficie y silla de trabajo, ubicación de la pantalla, hábitos de trabajo, etc. Además, se recomienda el ejercicio físico para prevenir problemas derivados del sedentarismo.
  3. Informar los trabajadores de la forma correcta de realizar el levantamiento y manipulación de cargas para prevenir dolores de espalda y lesiones.
  4. Ajustes de tipo ergonómico relacionadas con el correcto ajuste del brillo y contraste de las pantallas, proporcionar un correcto nivel de iluminación y colocar todas las fuentes de luz de forma paralela a la posición del puesto de trabajo.
  5. Minimizar ruidos dividiendo las zonas de trabajo y colocando elementos ruidosos como las impresoras en un espacio aislado.
  6. Protegerse de las entradas de calor mediante ventanas con persianas y cortinas y limitar las entradas de frío sellando filtraciones de aire.
  7. Mantenimiento de los sistemas de ventilación y climatización, control de ventanas que permitan la ventilación natural y evitar la utilización de productos tóxicos durante la limpieza.
  8. Mantener una posición alejada de las fuentes de radicación y eliminarlas en la medida de lo posible.
  9. Ofrecer la máxima información al trabajador sobre sus tareas y procesos y brindarle la formación adecuada para que pueda realizarlos. Fomentar las pausas o micropausas y alternar trabajos que requieran mayor y menor concentración.

Consejos en materia de PRL para administrativos

Además de las medidas previamente descritas en materia de prevención de riesgos laborales en el sector administrativo, los profesionales pueden tomar una serie de medidas extra a nivel individual siguiendo los siguientes consejos:

  • Respetar señales e indicaciones sobre posibles riesgos
  • Ayudar en el mantenimiento del orden dentro del espacio de trabajo
  • Prestar especial atención para utilizar todas las herramientas de trabajo de forma correcta, especialmente si su uso está asociado a algún riesgo.
  • No realizar reparaciones si no se está autorizado y formado para ello.
  • Respetar las señales y normas de circulación en los desplazamientos durante la jornada laboral y en la ida y vuelta al lugar de trabajo.
  • Tener en cuenta todas las recomendaciones posturales a la hora de manipular cargas
  • Descansar cinco minutos por cada hora de trabajo, aprovechando para caminar y/o realizar ejercicios de estiramientos.
  • Realizar ejercicios visuales para combatir la fatiga producida por el uso de pantallas.
Comparte:

También te puede interesar...

Deja un comentario